Ir al contenido principal

Entradas

EL CIELO... EN EL INFIERNO 8

La tarde languidecía y los últimos rayos del sol teñían el cielo de un naranja pálido que se iba transformado en lila y al lado contrario un azul oscuro mostraba el inicio de la noche, mientras Anniemarie le contaba a Demian.... algo que tal vez el Sacerdote Karl hubiera deseado escuchar...

- Hace un par de semanas discutí con Dereck, la discusión fue bastante fuerte, le dije que tal vez lo que ellos decían ver era obra del demonio porque yo no veía nada, o que tal vez yo no era tan santa como ellos para ver, le dije que sus amigos no se merecían que él les mintiera de esa manera, ni menos que jugara de esa forma con su psique. En realidad me enojaba que él le dijera a todos que tenían el demonio dentro o que estaban poseídos y necesitaban liberaciones. Yo siempre fui muy apática a eso, no puedes llevar a alguien a una liberación o algo sin saber sus antecedentes psicológicos, no conoces ni al demonio, entonces ¿de qué podrías hablar? La discusión paso a mayores cuando Dereck dijo que…
Entradas recientes

Sonrisa Desconocida

Sonrisa simpática, amable y hermosa, estatura por encima del promedio, cabello castaño claro y ensortijado, con corte clásico masculino, ojos cafés (al menos eso creo) piel clara, contextura delgada, usaba una camisa a cuadros azul y verde, blue jeans, de porte elegante, llevaba el celular en la mano y los audífonos entre su ropa, usándolos a medio poner en sus oídos.

Me miro por sorpresa en aquel almacén de zapatos de la esquina, creyó perderme y fue a la otra salida, yo lo mire nuevamente y le sonreí, ya su sonrisa era mía, seguí caminando y le miraba ocasionalmente, el seguía mirándome y sonreía con complicidad, le vi salir del almacén acompañado pero yo debía seguir caminando, doble la esquina y el bajo por otra calle, entonces en la siguiente esquina le volví a ver, se sonrió sorprendido de la casualidad de volvernos a encontrar y ahora el doblo la esquina yo debía doblar la esquina en sentido contrario y seguir caminando.

Adiós simpático y hermoso desconocido.

16 de Abril de 2019…

EL CIELO... EN EL INFIERNO 7

Al otro lado de la puerta, en el jardín del cementerio, Annemarie vio una multitud de personas vestidas de blanco, pálidas, con sus rostros algo demacrados, que la miraban fijamente, las mismas personas que había visto Dereck salir de todos los pasillos y rincones del cementerio, los mismos que le pidieron que se callara.

- Annie... ¿Estás bien? - pregunto Paul
- Si
Se froto los ojos y cuando los abrió nuevamente, ya no había nadie, solo Demian, parado en frente de la puerta, con las llaves en sus manos. Anniemarie, parpadeo rápidamente pero ya no veía nada.

- ¿Qué pasa? - pregunto Demian
- Nada - dijo Annemarie, se giró y comenzó a caminar.

Demian y Paul se hicieron señas tratando de entender que había pasado, y caminaron hasta  alcanzar a Annemarie. Era la primera vez que ella en toda su vida veía algo así, estaba muy nerviosa y asustada como para comentar algo, así que solo permaneció en silencio y le daba pañitos de agua tibia a sus nervios diciéndose que era el cansancio o que ta…

Ser Una Familia

Estarán juntos el resto de sus vidas esa es la realidad y aunque suene a maldición, no lo es, pues lo han hecho por decisión propia, porque se aman y eso es lo que hace posible todo, incluida esta gran decisión.

Ya están allí, no será fácil, pero con amor todo se soluciona, sin embargo si me permiten un atrevimiento, aquí les dejo unos consejos que mis padres y yo les queremos compartir como familia:


Siempre tómense de las manos, en la calle, en público e incluso en privado. Que los demás sepan que están juntos en las buenas y en las malas.Despídanse siempre con un beso, así vayan solo a la esquina.Salúdense siempre en las mañanas.Compartan una comida al día, en familia, con los hijos incluidos.No olviden nunca el poder del dialogo, así que hablen, conversen de todo. Cuéntense las cosas, porque cuando dialogas las alegrías se multiplican y las tristezas se dividen.Si hay algo que le tengas que ocultar a tu pajera, es porque eso que hiciste o que estas considerando hacer está mal.Pasen …

EL CIELO... EN EL INFIERNO 6

Lo que Dereck veía en la pierna de Annemarie, comenzaba a pesarle y por esta razón Demian la veía cojear, ella lo ignoraba, pero para él era más que evidente. La caminata no era larga, pero Annemarie se cansó más rápido de lo normal, pero eso solo lo sabía ella, ya que Demina la conocía desde hacía apenas un par de días, sin embargo le había tomado aprecio, más del que él mismo podía explicar. Durante el camino al cementerio el interrogatorio no se hizo esperar, Demian necesitaba aclarar sus dudas, sabía que Annemarie poco sabía del asunto, pero podía darle pistas y de algo estaba seguro, debía ser cauteloso al preguntar, no podía indisponer Annemarie, ni generarle algún tipo de incertidumbre o duda, así que comenzó por las ramas:

- ¿Cuál es el tema de hoy?
- La Muerte, tú ya sabías... ¿no? ¿Dereck no te dijo?
- Si, pero no he preparado nada contigo.
- Ah, bueno...
- Sé que vamos a hacer una reflexión, y tendremos actividades lúdicas
- Si, yo quisiera hacer otras cosas... pero ya no s…

Un Cuento de Soledad.

Aun sentía el sabor amargo y dulce del vino que acababa de tomarme, tenia la copa vacía frente a mis ojos, aun pensaba ¿que estaba haciendo allí?, ¿porque había terminado en aquel lugar? y la respuesta era clara... buscaba alguien que me escuchara y me brindara un consejo o solo consuelo, pero el rostro familiar a mi lado solo hizo la pregunta inapropiada que no debía:
- ¿como va el amor?
Y como si esas hubieran sido las palabras mágicas los ojos se me llenaron de lagrimas, y se derramaron por mi rostro como si fueran torrentes, omití cualquier sonido que pudiera salir de mi ser y me limite a limpiarme el rostro. Para cuando regreso la persona con la que debía hablar, ya estaba mas tranquila, pero ya no se podría hablar, había otra cosa por hacer.

Allá estaban ellos, esperando a mis acompañantes, yo recibí una extraña bienvenida, pero mi presencia era invisible, a veces desapreciara y por momentos cuando la luz me tocaba mi presencia resurgía en medio de ellas. Por momentos no pude con…

EL CIELO... EN EL INFIERNO 5

Cuando el manto de luz se desvaneció unos segundos después, Annemarie estaba desmayada en el piso. Dereck corrió para verificar que ella estuviese bien, y Paul permanecía inmóvil mirando a lo alto de la cúpula...
- ¡Paul! - grito Dereck. - No respira.
Paul miro de inmediato a Annemarie, que comenzaba a palidecer.
Dos de los jóvenes presentes se aproximaron a ayudar, uno de ellos comenzó a revisar si algo impedía que respirara, Paul se inclinó y los aparto antes de que siguieran intentando hacer algo, y miraba algo invisible que descendía, Dereck miraba y no veía nada, pero para Paul era perfectamente visible. Cando aquella pequeña, espera de luz toco la frente de Annemrie, le volvió el aliento y respiro profundo como si estuviera ahogándose y abrió los ojo como platos.

Los jóvenes se congregaron alrededor de Annemarie, y todos esperaban que estuviera bien, algunos se preguntaban ¿qué estaba pasando? y solo unos pocos aún estaban atónitos por el resplandor que vieron. El padre con calm…